Señales Analógicas Capítulo 4

NoejucomLOGO     logo_v1

Para continuar con esta serie de entradas, vamos a ver como analizar fallos en los lazos de señales analógicas.

En la puesta en marcha del lazo de un instrumento, es conveniente realizar una verificación o control de calidad, realizando una simulación de valores y observar la desviación en los receptores (SCADA, Terminal de Operaciones, Registrador Gráfico, Visualizador de Proceso, PLC, DCS, PAC…) y midiendo la impedancia del lazo, como vimos en la entrada Señales Analógicas Capítulo 1: “…..es aconsejable en la puesta en marcha de un bucle, medir la impedancia del lazo y verificar que no supera los 750 ohmios, este valor es aconsejable, ya que los instrumentos suelen soportar valores superiores.” La simulación se puede realizar de tres modos diferente:

  • Con un patrón que genere la variable medida, por ejemplo con un bomba de presión.

750P04-2                  bomba-calibracion-presion-hidraulica-7105-5022907

  • Con un patrón que simule la señal de mA (calibrador de procesos).

                                  calibrador-multifuncion-7105-5020809                              calibrador-procesos-18971-3467295

  • Con un instrumento que permita generar la señal de mA, por ejemplo caudalímetro electromagnético, o mediante algún protocolo, como por ejemplo HART.

Tampoco debemos olvidar de realizar un montaje correcto del instrumento, a un buen técnico de instrumentación siempre le he escuchado decir, “que la medida correcta de un instrumento depende de un un buen montaje del mismo”.

Si realizamos este control de calidad de las señales y hemos realizado un montaje correcto, tenemos cierta garantía que el instrumento va a realizar su función correctamente, no obstante pueden aparecer fallos en la vida de los lazos, que se pueden agrupar en los siguientes tipos de fallos:

  • En el instrumento, ya sea en la parte del sensor (parte del instrumento que está en contacto con el medio medido) o en la electrónica del mismo.
  • En el conexionado y cables.
  • En los elementos de protección (protecciones contra sobretensiones, separadores galvánicos, fusibles…).

Estos fallos pueden provocar en la medida:

  • Razonabilidad inferior o lazo abierto.
  • Razonabilidad superior.
  • Algún tipo de deriva.

Habitualmente cuando un instrumento o lazo da problemas, antes de derivar a mantenimiento la correspondiente orden de trabajo correctiva, ha habido un análisis previo por parte del panelista o técnico de explotación, realizando un análisis de las gráficas de tendencias (trend) de la medida o del proceso al que está realizando una afección dicho instrumento, esta información es valiosa, pero en la mayoría de los casos es mejor abstraerse de los análisis que realizan de la avería, ellos son los que más saben de los procesos y esa información es la que debemos obtener de explotación para realizar luego realizar nuestro propio análisis de la incidencia, por ello aconsejo “olvidarmos de análisis de averías por explotación” y realizar nosotros un análisis sistémico.

 Las principales causas de averías son:

  • Ruido electromagnético.
  • Sobretensiones.
  • Malos contactos en bornas y conexiones de equipos.
  • Fallos de aislamiento de mangueras y cables, por mordeduras de roedores o por daños mecánicos.
  • Atascos o fallo en la medida.
  • Avería del instrumento.
  • Derivas de equipos (separadores galvánicos, protecciones contra sobretenciones, instrumentos, visualizadores, tarjetas de EA…).

Para el análisis de averías, es bueno disponer de:

  • Un polímetro a ser posible que disponga de la función de simulación en modo fuente y simulación.
  • Esquemas eléctricos y P&ID.
  • Manuales de equipos.
  • Lista de señales y rangos.
  • Acceso a programación PLC, DCS, PAC.
  • Acceso a SCADA y Terminales de Operación.

Para reparar y dejar el lazo en servicio, es conveniente disponer de:

  • Repuestos.
  • Copias de seguridad.

Seguiremos con nuevas entradas sobre este tema en “Señales Analógicas Cap.5 (Práctica-Parte 1)”.

Saludos!!!!!

2 thoughts on “Señales Analógicas Capítulo 4

Responder a Diego Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *